Ana Garriga Espino se doctoró en 2017 en Literatura Española por la Universidad Autónoma de Madrid con una tesis titulada Teresa de Jesús en el laberinto de sus cartas bajo la dirección de José Teruel Benavente y la co-dirección de Emilie L. Bergmann (Universidad de Berkeley, California, Estados Unidos), por la que recibió el Premio Extraordinario de Doctorado. A lo largo del doctorado, completó su formación con estancias en la Universidad de Queen Mary (Londres) y en la Universidad de Berkeley gracias al apoyo de una beca Fulbright (2014). Desde 2016, está realizando una segunda tesis doctoral en la Universidad de Brown (Estados Unidos) que lleva por título Oro líquido: desorden literario, discursos alquímicos y crisis económica en el Imperio de los Austrias (1616–36).

Ha impartido docencia tanto en la Universidad Autónoma de Madrid como en la Universidad de Brown y ha participado en congresos nacionales e internacionales de reconocido prestigio (Renaissance Society of America, Modern Language Association, Latin American Studies Association, American Comparative Literature Association…). En la órbita de los estudios teresianos, participó en el Congreso Internacional “Y tan alta vida espero”. Santa Teresa o la llama permanente. De 1515 a 2015 celebrado en la Universidad Complutense de Madrid, en el Congreso Internacional Teresiano “Epistolario y escritos breves de Santa Teresa” celebrado en el CITeS de Ávila y en los congresos La lettre au carrefour des genres et traditions à l’époque moderne y Relier, délier les langues. Formes et défis linguistiques de la communication épistolaire (Moyen Âge – première modernité) celebrados en la Universidad Michel de Montaigne (Burdeos). Ha publicado artículos en diversas revistas académicas destacadas, entre ellas, Ínsula, Edad de Oro, Bulletin of Hispanic Studies, Estudios Hispánicos y Revista Hispánica Moderna. Además, desde 2019, complementa su trabajo académico con la labor de edición de reseñas en la revista Bulletin of the Comediantes. A día de hoy, mantiene dos líneas de investigación abiertas: de un lado, las genealogías didácticas que cultivaron las discípulas de Teresa de Jesús (María de San José, Ana de San Bartolomé y Ana de Jesús) y, de otro, la superposición entre discusos económicos, científicos y literarios en los inicios del siglo XVII.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copy link
Powered by Social Snap